top of page

¿QUÉ SIGNIFICA EDUCACIÓN BASADA EN EVIDENCIA?

La educación basada en evidencia simplemente se refiere a métodos pedagógicos que tienen evidencia científica que respalda su eficacia. Sin embargo, este término puede malinterpretarse más fácilmente de lo que parece. Cuando observamos los estudios de educación, muchas veces, habrá múltiples estudios sobre el mismo tema con resultados muy diferentes. Este mismo problema no existe únicamente en el campo de la investigación educativa sino en muchos otros campos, como el de la nutrición. La mayoría de las personas probablemente habrán escuchado algo sobre el efecto de un estudio que dice que los huevos son buenos para usted; un estudio dice que los huevos son malos para ti. ¿Quién sabe cuál es la verdad? Escuchamos el mismo tipo de argumentos en la educación todo el tiempo. Sin embargo, como señala el Dr. Mike Isratel, no es lo que nos dice un estudio específico lo que crea el consenso científico de la literatura. Si tenemos diez estudios que nos muestran que Student Driven Learning promueve un mayor éxito en el aula y treinta y cinco estudios que muestran que no lo hace, podríamos argumentar que la evidencia que respalda el Student Driven Learning es mucho más débil. Esta es la razón por la que los metaestudios cuantitativos son el estándar de oro de la evidencia de eficacia, porque toman los resultados de todos los estudios sobre un tema y promedian los resultados para crear un tamaño de muestra mucho más grande. 


La importancia de la evidencia cuantitativa comparativa en la educación

Si bien un metaestudio podría decirnos si un factor o método pedagógico es efectivo o no, esa información es casi inútil sin contexto. Como señaló una vez el Dr. Mike Zuros, un solo estudio no nos muestra si algo es óptimo, sino si una estrategia específica es mejor que otra estrategia específica. De hecho, un estudio podría mostrarnos que una estrategia funciona mejor que otra, pero esa estrategia aún podría ser la segunda peor estrategia existente. Dentro del campo de la educación, la mayoría de los estudios no comparan estrategias educativas contrastantes específicas, sino una estrategia con ninguna estrategia y, como señala John Hattie, estos estudios casi siempre muestran un impacto positivo para el grupo de estrategia, con un tamaño de efecto promedio. de .40 (o un aumento moderado en el aprendizaje). Esta es la razón por la cual los metaestudios como el de John Hattie son tan increíblemente valiosos para el movimiento de educación basada en la evidencia. Su estudio analiza todos los metaestudios sobre cientos de factores educativos, promedia sus resultados y luego compara el tamaño de su impacto. Esto nos permite ver qué factores educativos crean los mayores aumentos en el aprendizaje de los estudiantes y qué factores educativos crean los menores aumentos en el aprendizaje de los estudiantes. 


La limitación de los metaestudios

A pesar de su utilidad, los metaestudios no nos dicen por qué funciona un método de enseñanza, solo si funciona o no. La investigación cualitativa puede agregar un contexto muy necesario para comprender la validez de una metodología de enseñanza.  Por ejemplo, la investigación cuantitativa de John Hattie nos muestra que la instrucción directa es una herramienta mucho más poderosa que el aprendizaje basado en la investigación para promover el aprendizaje de los estudiantes. Sin embargo, estos datos no significan que nunca debamos utilizar el aprendizaje basado en la investigación. La investigación cualitativa muestra que tanto la instrucción directa como el aprendizaje basado en la investigación requieren diferentes habilidades de aprendizaje importantes. La instrucción directa enseña implícitamente a los estudiantes cómo quedarse quietos, escuchar,  y absorber información. El aprendizaje basado en la investigación enseña implícitamente a los estudiantes cómo aprender de forma independiente.  Ambas habilidades son importantes y deben desarrollarse. Además, la investigación cualitativa nos muestra que la instrucción directa es mejor para enseñar a los estudiantes hechos y procesos importantes, mientras que el aprendizaje basado en la investigación es mejor para hacer que los estudiantes sean más capaces de aprender de forma independiente. Siendo realistas, esta diferencia tiene que ver con la especificidad, los métodos que usamos para enseñar impactan implícitamente en las habilidades que desarrollan los estudiantes. Tanto el aprendizaje basado en la investigación como la instrucción directa son componentes necesarios de un enfoque de enseñanza equilibrado. Si solo nos basamos en los metaestudios, podemos perder evidencia importante para mejorar el campo de la educación. En última instancia, como profesionales basados en la evidencia, deberíamos usar evidencia tanto cualitativa como cuantitativa. 


¿Interesado en aprender más? Mira nuestro podcast en: 

https://podcasts.apple.com/ca/podcast/pedagogy-non-grata/id1448225801



Escrito por: Nate Joseph

Última edición: 14/06/2019


Referencias:

J, Hattie. (2018). Clasificación de Hattie: 252 influencias y tamaños de efectos relacionados con el rendimiento de los estudiantes. aprendizaje visible. Obtenido de <https://visible-learning.org/hattie-ranking-influences-effect-sizes-learning-achievement/> .

Lazonder, Ard W y R Hamesen. (2018).  “Metaanálisis del aprendizaje basado en la investigación”. Revista de Investigación en Educación. 86.3

S Freisen. (2013). Aprendizaje basado en la investigación: una revisión de la literatura de investigación. Red de Educación Galileo, Universidad de Calgary. Obtenido de <http://galileo.org/focus-on-inquiry-lit-review.pdf>.

bottom of page